Libro de Comunión portada de tela

Libro de Comunión personalizado

En estos tiempos que corren tan raros las Comuniones se están celebrando de la misma forma, unas sí, otras no y se quedan para el año que viene. Eso significa que muchas de las entradas que vais a ver en el nuevo blog, tendrían que haber estado en Mayo y Junio pero no fue posible porque las Comuniones se aplazaron y los regalos los hice después de tiempo.

Un libro de Primera Comunión, portada hecha en tela

Si veis entradas anteriores he ido intentado aplicar nuevas técnicas a la hora de hacer los libros personalizados y en este caso he vuelto a repetir con la portada cosida.

El proceso es igual que con las de papel sólo que hay que utilizar la máquina de coser, evidentemente.

Os dejo unas fotos de la portada y del lomo para que observéis cómo se monta

Añadí una puntilla festoneada, también cosida en el lateral.

En el centro la foto de Nerea y un ramillete de flores con un lazo de organza.

El lomo lleva dos ojales con un lazo en tono crudo de florecitas y una maderita de mariposa.

Para el interior sigo la misma estructura. Hojas para quien hace la Primera Comunión, para la catequesis, la iglesia, la familia…Con detalles de la colección de papeles de Dayka, que es mi favorita para esta celebración.

El interior lleva la espiral escondida. A mi me gusta mucho la espiral porque es más resistente, pero he de reconocer que el lomo hace más fino y bonito el libro de Primera Comunión…o como dicen las abuelas «más fino».

Lleva sus lacitos, su cruz y sus esquineras para poner las fotos.

No me digáis que no son bonitas las muñequitas de Dayka…a mi me encantan

Además las colecciones llevan sus mensajitos y sus tiras decorativas para que puedas combinar como quieras.

En esta foto se puede ver la estructura «desestructurada» de algunas hojas interiores. La hoja de papá y mamá a tamaño 21 x 21. El pliegue hasta el tamaño folio está en la hoja anterior formando una solapa.

Y aquí dos hojas distintas también desestructuradas como se ve en la foto.

Otros detalles que se pueden poner en el Libro de Comunión son sobres para que pueda guardar recuerdos de las invitaciones de sus amigos, de tarjetas que le regalen…

Además del libro, Nerea tuvo un bastidor decorado con una foto suya para poner en su habitación.

A juego con la portada cosí un trocito de la misma tela a un trocito de tul y entre ellas la puntilla. Las flores, de diversos modelos, le daban más alegría al conjunto.

El Libro de Primera Comunión, junto con el bastidor, iban guardaditos en una caja también decorada a juego con la portada del libro.

Pues espero que os haya gustado la entrada que inaugura esta nueva etapa del blog.